miércoles, 10 de marzo de 2010

Israel anuncia la construcción de nuevos asentamientos en Jerusalén

El Ministerio del Interior israelí ha aprobado la expansión de la colonia judía de Ramat Shlomo en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este. De ese modo, Israel contruirá 1.600 nuevas viviendas en un asentamiento poblado por ultra-ortodoxos judíos y situada cerca de la Línea Verde, la frontera virtual entre territorio israelí y palestino internacionalmente reconocida.

Un treinta por ciento de los alojamientos irán destinados a jóvenes parejas, según el comunicado difundido por el Comité de Planificación de Distrito de Jerusalén del Ministerio del Interior. El cinismo de este comunicado es mayor si se tiene en cuenta que los israelíes pueden construir en Palestina y al mismo tiempo no permiten que los palestinos construyan en los territorios ocupados.

En el sector ocupado de Jerusalén son los palestinos los que necesitan aliviar la escasez de viviendas que hace que en algunos barrios haya una densidad de hasta nueve personas por habitación. Sin embargo, Israel no les da permiso para edificar.

Israel ha hecho el anuncio de esta nueva medida aprovechando la visita del vicepresidente de EEUU, Joe Biden. Meir Margalit, concejal del partido de izquierda pacifista Meretz en el Ayuntamiento de la ciudad, aseguró que no considera “casual” el momento del anuncio, que a su juicio busca “boicotear” el incipiente proceso de diálogo y “dar una bofetada” a Biden durante su visita.

El vicepresidente estadounidense había llegado a la zona para impulsar la mediación de su país en el diálogo indirecto de paz anunciado hace unos días. Horas antes de su llegada, Biden ya recibió el anuncio de otra ampliación de un asentamiento judío, en ese caso con 112 casas más en Beitar Ilit, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

No está claro todavía la actitud que EEUU pueda adoptar ante los últimos acontecimientos. Sin embargo, hagan lo que hagan, no parece que que Israel vaya a detener ninguna construcción.

La expansión israelí ha llegado a un límite tal que en la actualidad ya viven más colonos judíos que palestinos en el sector ocupado de Jerusalén. Los israelíes ignoran además la Hoja de Ruta de 2003 que prohíbe la expansión de sus colonos en los territorios ocupados.

El diálogo peligra

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha advertido de que la ampliación de los asentamientos judíos en suelo palestino “condena al fracaso” el diálogo mutuo de paz antes de su inicio.

“Se trata de una decisión peligrosa que obstaculizará las negociaciones y condena al fracaso los esfuerzos de EEUU antes incluso de que hayan empezado”, señaló el portavoz de la Presidencia de la ANP, Nabil Abu Rudeina, en un comunicado, quien además pidió a la Casa Blanca que responda con medidas concretas a lo que calificó de “provocación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario