martes, 9 de febrero de 2010

Los Piratas

...Hay que ver cuantos piratas hay en la red. Ahora resulta que a la gente le ha dado por compartir los archivos o bajarse los programas, música, películas, etc... gratís!. Pero qué gentuza por Dios.

Por eso, aquellos que venden estos productos los llaman, con razón, piratas.

Piratas...


Pensemos esto un momento. Tenía entendido que los piratas (según mi idea de niño) eran una minoría, que en contra de los intereses de una mayoría (la sociedad), secuestraban los recursos que no eran suyos (cualesquiera que estos fuesen) en pos del beneficio propio. Con todo esto me viene un chiste a la cabeza, no sé porqué.

Un hombre va conduciendo un coche, de repente, suena en su emisora de radio la noticia sobre un conductor suicida en dirección contraria y por su misma carretera. El hombre se sorprende y dice. Qué coño uno? pero si son todos!!.

Evidentemente, el tipo andaba bastante equivocado.
El caso es que sin ni siquiera sumar el numero de internautas "piratas", se da uno cuenta de que esos "piratas" son en realidad una mayoría aplastante frente a las empresas o personas concretas que les denuncian como tales. Les denuncian de conductores suicidas infringiendo la ley, como el tipo del chiste, pero en realidad son ellos los que van en dirección contraria. Contraria en dirección a lo que quiere la mayoría (¿pero esto no iba de democracia?), y contraria hacia los principios mísmos de nuestra más profunda humanidad. Humanidad que desea compartir y cooperar.

¿Quiénes son entonces los piratas?. ¿Quienes son aquellos que van en contra del bien común?.

La respuesta es sencilla. Los mísmos que dicen que hay que pagar por la cultura, porque si no se paga se acabará perdiendo.
Perdiendo?. Me pregunto entonces como se creó la cultura que ha llegado desde nuestros ancestros hasta nuestros días. Seguro que no fue "pagándola".

La cultura es intercambio, este intercambio se acelera cuando es libre y se frena cuando se paga. Es más, si continuamos pagando por la cultura, ésta acabará siendo del dominio de quien pueda pagarla, y tal y como están las cosas, cada vez somos menos.

La cultura, igual que los bienes de la naturaleza, es un derecho y es de todos, no de los piratas que nos la venden.


Locke.

3 comentarios:

Trauma Thurman dijo...

Un ejemplo de esto son la SGAE (que raro)

Me compro un ordenador y automáticamente se me cobra un Canon ¿Porque? , me compro una caja de Dvd´s y lo mismo ¿Por que?

Así, de primeras, sin preguntar si quiera, se me tacha de yo que se y me hacen pagar por algo que ellos ya prevén que va a suceder, que además oye puede ser que así sea o puede ser que no. ¿Como pueden acusarme asegurando saber lo que yo voy a hacer con mi ordenador o dvds? Eso si es DELINQUIR. Sólo que los piratas actuales van de traje..

Desde luego que igual de ridículo sería que fueras a la ferretería a comprar un cuchillo de cocina y te cobrasen un "Canon Homicidio" o "Canon Atraco a Mano Armada" por si las moscas.....

El chiste va genial con este tema, aunque por fortuna al final la minoría siempre se termina adaptando a la mayoría. Los tiempos cambian.

Muy buen artículo


John

Ender dijo...

jajajajaj, me parto con eso del "canon de homicidio", es un ejemplo perfecto de lo que
quiero decir. Me alegro de que te haya gustado el artículo.

smooth particle hydrodynamics dijo...

Me alegro que te lances a escribir, los blogs son personalidad.

Yo la verdad es que desde que jugué al Monkey Island siempre quise ser pirata.

Los grupos antipiratería no me producen ningún respeto. Tengo la sensación de que sus campañas esconden en realidad una voluntad de obtener subvenciones. En mi opinión es muy difícil saber cómo afecta la así llamada piratería: opiniones que se presenta como verdad, como cuando había bombas de destrucción masiva y en realidad se encontraron petardos caducados.

También me pregunto qué pasa cuando un disco una peli o un juego me gusta, y de la misma manera que me pregunto sobre las sensaciones de los autores, me pregunto si merece recibir algo a cambio, o si puedo ayudar a seguir creando. A mí me gustaría ser un creador y ganarme la vida con ello. Por eso me gasto mi dinerito donde veo algo que me gusta, con la esperanza de estar al otro lado algún día.

Publicar un comentario